Ciertas compras (hoteles, restaurantes, alquiler de autos, gasolineras, etc.) requieren una autorización previa y pueden temporalmente retener dinero del saldo de tu tarjeta que sería mayor que la cantidad real de la compra una vez que se procese la compra.

El dinero se liberará y se ajustará tu saldo. La disponibilidad del dinero pre-autorizado podría tardar varios días en liberarse al saldo de tu tarjeta.

Gasolineras. Cuando usas tu tarjeta en las gasolineras, es mejor pagar la cantidad exacta por adelantado en el cajero. Si pagas en el surtidor, se puede realizar una retención de hasta $100 o más en tu tarjeta. Esta retención puede durar hasta 5 días. (Los períodos de espera pueden variar según el comerciante.)

Restaurantes. Los restaurantes pueden agregar hasta un 25% o más automáticamente a tu factura para cubrir una propina. Si no tienes el saldo suficiente en tu tarjeta para cubrir la cantidad, la transacción será rechazada.

Hoteles pueden establecer una retención en tu cuenta por la reserva de tu habitación. Por lo general, la retención se libera al dejar la habitación, pero puede durar hasta un par de semanas.

¿Por qué difieren los períodos de una retención pre-autorizada?
Algunos comerciantes pueden requerir diferentes períodos de retención pre-autorizada. La información anterior es una referencia y no una garantía de la duración de la retención.